El pasado 8M, como hicimos también el año pasado, desde Fundación EDE, junto con Suspergintza Elkartea y el resto de las entidades de EDE Taldea, con quienes colaboramos en nuestra política para la igualdad, nos sumamos a los movimientos feministas para reivindicar “la vida en el centro”.

Desde la Comisión de Igualdad, la Junta de Patronato y otros órganos directivos de las entidades, hemos suscrito e informado de las propuestas de reivindicación realizadas desde este movimiento y así nos hemos sumado a otros países que a nivel mundial han realizado sus movilizaciones. Se ha informado de la convocatoria de huelga de empleo, de estudiantes, de cuidado y de consumo, para abordar la necesidad de poner la vida en el centro y avanzar hacia una sociedad que reconozca y valore los trabajos de cuidados, además de otras cuestiones.

Para ello, se ha enviado una comunicación a todas las personas que conforman nuestras entidades, mostrando la sintonía de nuestra política para la igualdad de mujeres y hombres de con los objetivos de esta huelga; se ha informado también, de las diferentes maneras de hacer huelga y de las movilizaciones previstas. Se ha creado una imagen para el 8M que ha fusionado nuestra campaña de sensibilización de este año (Igualdad, ¿ficción o realidad?. Las desigualdades de género en el ámbito laboral y su representación en el cine) y la huelga 8M convocada por el movimiento feminista.

Los resultados, han sido muy significativos:

  • Suspergintza: de 135 trabajadoras han hecho huelga 46 (38,4%);
  • Fundación EDE: de 62 trabajadoras, 30 (64,52%) y de 40 trabajadores, 1 (2,5%);
  • Suspertu: de 45 trabajadoras, 6 (13,3%).

Además, un grupo de trabajadoras de las entidades, ha acudido a la concentración de Bilbao de la mañana junto con las compañeras de otras entidades de la Red Emakumeok Bidean a la que pertenecemos (red de entidades de intervención con mujeres en situación de exclusión). También, la imagen del 8M de nuestra campaña se ha hecho visible en las mesas de las trabajadoras en huelga y los trabajadores han sido testigos y han hecho visible la falta de las compañeras en las mesas de trabajo.

Por otro lado, nuestra campaña de EDE Taldea, para el 8M de este año, que venimos realizando anualmente con el fin de hacer reflexionar y participar a todas las personas que componen las entidades así como a las personas usuarias, ha consistido en difundir datos de diferentes desigualdades de género en el ámbito laboral (en la CAE y en nuestras entidades), a través de carteles de películas que las representan y organizar un concurso de propuestas de otros documentos audiovisuales que también las reflejen. Se elaborará y difundirá un documento con todos los documentos audiovisuales recogidos y los premiados.

Para apoyar la igualdad de mujeres y hombres, y que el hito conseguido no se quede en un gesto puntual, desde la Junta de Patronato, se propone donar la cantidad resultante de los salarios no percibidos por las mujeres que se han sumado a la huelga, a alguna entidad o entidades que trabajen con mujeres en situación de máxima vulnerabilidad y/o que intervengan con criterios feministas centrados en el empoderamiento de las mujeres. Para ello, se delega la decisión a la Comisión Orekatuz. Tanto en el año 2018 como este año se realizan donaciones a dos entidades que trabajan con mujeres en situación de extrema vulnerabilidad. La cantidad donada el año pasado fue de 3273,18€, y este año de 6145€.

A partir de ahora, nos toca mantener la energía generada este 8M y seguir avanzando desde nuestras entidades, nuestras familias, nuestras vidas en el tránsito hacia una sociedad más justa e igualitaria.